Entrevista en “Mar de Fueguitos” a Janaina Stronzake (MST)

marzo 27, 2019
Janaina-Stronzake-2
Para oir la entrevista completa visita:
http://mardefueguitos.info/2019/03/27/tener-cada-vez-mas-miedo-es-un-sintoma-del-avance-de-la-extrema-derecha/

“Tener cada vez más miedo es un síntoma del avance de la extrema derecha”

“El gobierno de Brasil trata de generar una ola de miedo, intenta paralizar a las personas, al pueblo, a través del miedo. Durante las movilizaciones del 8 de marzo se llevaron a cabo las primeras ocupaciones de tierra con este gobierno y han sido simbólicas pero victoriosas. No ha habido heridos ni ninguna baja y eso es muy importante”, explica Janaina Stronzake (Rio Grande Do Sul, 1977), integrante del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST). “El gobierno trata de generar dentro de la sociedad la imagen de que el MST es un movimiento violento, nos llama terroristas, pero nuestras prácticas y acciones han conquistado a la mayoría de la opinión pública durante estos treinta y cinco años de historia. La gente conoce los asentamientos, las escuelas, los campamentos, compra nuestra producción saludable y basada en la agroecología… entonces la gente que conoce el MST está de nuestra parte. Ahora, lo que no descartamos es que este gobierno tenga una política de armar milicias paramilitares porque una de sus banderas es liberalizar las armas para que la población esté armada hasta los dientes. Y no descartamos que el gobierno comience a dar carta blanca a los grupos paramilitares para que actúen en contra del MST y de otros movimientos sociales. Y si ese tipo de acciones comienzan habrá que visibilizarlas y denunciarlas”, advierte Stronzake.

Al echar la mirada atrás, sobre el triunfo del presidente Jair Bolsonaro, para Janaina Stronzake, integrante del MST, “si el Partido de los Trabajadores hubiera estado más aliado con el pueblo, hubiera dispuesto más políticas en beneficio del pueblo y menos del capital, probablemente les hubieran derrumbado antes, seguramente a través de un golpe militar porque los militares han sido muy activos en el encarcelamiento de Lula. Cuando se ve que el pueblo se moviliza y realmente está caminando para construir su libertad y soberanía, el capital no tiene ningún reparo en poner los tanques en la calle”. En este sentido, a pesar de la criminalización que ya esta sufriendo su organización, Janaina Stronzake afirma que “la lucha seguirá en Brasil aunque nos obliguen al exilio porque el MST somos cerca de dos millones de personas y trabajamos y vivimos en Brasil. Aunque amenacen a algunos o a algunas y nos obliguen al exilio la lucha seguirá con la gente que se quede en el país y con las siguientes generaciones”.

Uno de los pilares del MST es el de la educación y también uno de los frentes que más ataques ha recibido por parte del gobierno de Bolsonaro que acusa de “fabriquitas de dictadores” a sus cerca de 1.500 escuelas. Para Janaina Stronzake, que forma parte de su colectivo de literatura y del frente de palabras rebeldes, “la educación del MST ha sido construida a lo largo de estos años en torno a una pedagogía emancipadora, lo que llamamos la pedagogía de la tierra, que promueve la criticidad, la autonomía, el trabajo y nuevos valores como la solidaridad y la cooperación. Y estos son los principios que se aplican en nuestras escuelas. Y son principios organizativos para que nuestros estudiantes vayan creciendo y formándose autónomos, pensantes, preguntadores, para que cuestionen la sociedad y el Estado pero también para que se cuestionen a sí mismos, a su escuela, a su organización, porque sólo a través de la crítica, de la pregunta, del cuestionamiento se puede dar pasos adelante, vamos a no quedarnos como un movimiento social estancado en el tiempo. Necesitamos esa inquietud, necesitamos que se pregunte. Y, en este sentido, no podemos ser dogmáticos, no podemos tener unas verdades petrificadas y que terminan siendo obsoletas. Hay que estar constántemente preguntándose y renovándose. Y ese es uno de los fundamentos de nuestra pedagogía. Nada más lejos que pensar en adoctrinamiento y en una escuela dogmática. Es una escuela crítica que busca la autonomía y la transformación social y de cada una de las personas”.

En clave internacional, con la vista puesta en lo que ha sucedido en Brasil, Janaina Stronzake señala que “hay que estudiar la historia, hay que juntarse con la gente que está a nuestro alrededor, hay que hacer análisis de coyuntura y superar este miedo que nos intentan meter desde la derecha. Si en estos momentos vemos en Europa, en el Estado español y en Euskal Herria que la gente está empezando a tener cada vez más miedo eso es un signo del avance de la extrema derecha. Hay que estar muy atentas y atentos porque sí, aquí también puede pasar”. Y sobre el futuro, sobre la esperanza y la lucha, la integrante del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra cuenta que “en el MST tenemos una palabra que llamamos mística y no es un tema religioso sino que es esa energía, esa esperanza, que sólo podemos mantener trabajando y viviendo en colectivo. No tenemos que aislarnos, tirar por la vía individual. Las soluciones individuales son de corto plazo. Sólo podremos superar el miedo, mantener el ánimo, la energía, la esperanza, y construir un buen proyecto de país, de comunidad, de nación sostenible de manera colectiva, siempre en grupo, lo más horizontal y democrático posible. Juntas y juntos, de la mano, en la calle, organizadas y construyendo el país y la nación que querem

 

 


IKUSEZINEAN BIDAIATZEN: Presentación del proyecto transformación feminista de nuestras organizaciones

marzo 27, 2019

*Ikusezinean Bidaiatzen* MARTXOAK 27, 19.30
Eraldaketa feminista gure erakundeetatik.
Prozesuaren aurkezpena Gernikan (Astra)
izena eman: leire@mugarikgabe.org

mugarik

*Viajando por lo Invisible* 27 DE MARZO, 19.30h
Transformación feminista desde nuestras organizaciones._
Presentación del proceso en Gernika (Astra)
inscripciones: leire@mugarikgabe.org


EUSKO JAURLARITZAK, DIRU-SARRERAK GORA, ALKARTASUNA BEHERA: Recortes en la participación social en la cooperación al desarrollo del Gobierno Vasco

marzo 27, 2019

Gernikatik Mundurak, Elkartasuna Eraldatuz, lankidetza kritikoaren aldeko plataformaren kide bezala, bat egiten du Plataforma honek egin duen azterketarekin. Zoritxarrez, Eusko Jaurlaritzako arduradunek ez dute behar den beste balorean jartzen, gizarte eragileok garapenerako lankidetzan egiten dugun lana…

Gobierno vasco recaudación solidaridad LABUR

 

Gernikatik Mundura, como miembro de Elkartasuna Eraldatuz, Plataforma por una cooperación crítica, comparte este análisis sobre los recortes de la participación social que el Gobierno Vasco quiere aplicar en un futuro próximo.

Este es el texto difundido:

“Precisamente el año en el que las instituciones públicas en Euskadi se vanaglorian de haber conseguido el récord histórico en la recaudación de impuestos, el Gobierno Vasco reduce en 5,3 millones las convocatorias de cooperación internacional para agentes sociales respecto al año anterior. De este modo, mientras el ejecutivo de Gasteiz enfatiza su apuesta por la marca Basque Country, esto es, por la proyección exterior de empresas, inversiones, cultura y valores bajo un relato de auzolan y de centralidad de las personas, en torno a una veintena de procesos de solidaridad con otros pueblos se verán truncados por una manifiesta falta de voluntad política.

Y hablamos en estos términos porque estimamos que la razón de este anuncio es política, no meramente técnica. El Gobierno vasco podrá argumentar que estamos en prórroga presupuestaria y que el presupuesto anual de cooperación se mantiene, pero que los compromisos de años anteriores reducen los fondos para 2019; se nos dirá que es legítimo reducir las convocatorias sociales a la vez que se refuerza su línea de cooperación directa, mejora y cambia sede, y aumenta en 19 plazas su personal; finalmente, nos recomendará realizar un análisis comparativo respecto a otros territorios del Estado español, con un proceso más agresivo de desmantelamiento de la política pública de cooperación –aunque por supuesto con una renta mucho menor–. Se trata, en nuestra opinión, de justificaciones insuficientes para explicar lo ya dicho: en el momento de mayor recaudación, el Gobierno Vasco no es capaz de al menos sostener el volumen de las convocatorias para el presente año, ya recortadas además en ejercicios presupuestarios previos.

Entendemos en este sentido que no se trata de una medida puntual, sino que se suma a un proceso en el que subyace un cambio de modelo de la cooperación vasca, donde las organizaciones sociales tengamos un papel menos relevante. En esta lógica se entienden los draconianos recortes de 2013 –de los que aún nos estamos recuperando–, la irrelevancia a la que se ha conducido al Consejo Vasco de Cooperación –que en la actualidad dista mucho de ser el espacio de reflexión del conjunto del sector–, así como las propuestas de fortalecimiento de la Agencia Vasca de Cooperación al Desarrollo, vía aumento exponencial del personal y de los proyectos propios.

Desde Elkartasuna Eraldatuz, no obstante, no tenemos miedo alguno a abrir el melón del debate sobre el modelo vasco de cooperación. Siempre hemos tenido una mirada crítica sobre ciertas dinámicas de nuestra cooperación, y hemos insistido en la necesidad de un mayor compromiso político, de una perspectiva más amplia a la hora de enfrentar los grandes retos globales, así como de fortalecer la participación activa de los movimientos sociales. Pero dicho debate precisa de ciertas condiciones: en primer lugar, la existencia de un debate real, abierto, transparente y basado en la confianza, cosa que en estos momentos no se promueve; en segundo término, el sostenimiento de un modelo de alianza público-social para la cooperación vasca –seña de identidad desde su creación–, que por supuesto no invalida el fortalecimiento de la política propia del Gobierno, pero que también se sostiene sobre una fuerte base de implicación de ONGD y movimientos sociales; tercero y último, y en esta lógica, el cuidado y fortalecimiento del sector también debería ser una apuesta política, y medidas como la reducción de la convocatoria en 5,3 millones no producen más que inestabilidad, incertidumbre, desconfianza y cercenamiento de procesos en marcha.”

Gonzalo Fernández, Miren Saiz, Ivana Belén Ruiz, Jokin Alberdi, Jesús González, Marta Senz, Javier Herrán, Sarai Martín, Eneko Viñuela, en nombre de la Plataforma Elkartasuna Eraldatuz en favor de una cooperación emancipadora